VERO

 

Hace días que quería pasarme por aquí a hablaros de Vero. No me ha sido posible hasta hoy, de hecho muchas páginas se me han adelantado, pero bueno, antes quería probarla bien. Los que me conocéis bien, no os extrañará que haya sido “de las primeras” en descargarme esta nueva red social, registrarme, explorarla y aprendérmela. Cada vez que sale una nueva red social, si me llama la atención y creo que puede llegar a más, me la descargo y toquiteo todo para ver qué hace, para qué sirve y decidir si me gusta o no. Pues bien, eso mismo hice con Vero.

 

¿Qué es VERO?

Para los que aún no la conozcáis, Vero es una red social que combina algunas de las mejores funciones de Facebook e Instagram. Te creas tu perfil, en el que puedes poner una breve descripción, y tus publicaciones se pueden clasificar en destacadas, fotos, vídeos, música, lugares, películas/series, enlaces y libros. Y es que no solo sirve para subir tus fotos o vídeos con algún comentario, también puedes recomendar canciones, películas, series, páginas y libros.

vero-perfil-publicaciones

 

Además, con Vero puedes ser más selectivo a la hora de compartir tus publicaciones. Para empezar, hay dos formas de tener contactos en Vero: puedes “conectar” con alguien, o puedes seguirle y viceversa. “Conectar” con alguien sería el equivalente a agregarle como amigo, como se hace en Facebook. Si simplemente le sigues, ocurre como en Instagram y en Twitter, que puedes tener seguidores y seguidos. Ahora bien, hay varias “categorías” de amigos, por decirlo así. Cuando conectas con alguien, te da opción a elegir si esa persona quieres tenerla como amigo íntimo, amigo o conocido. Esto influirá a la hora de publicar, ya que justo antes de publicar te da opción a elegir si esa publicación quieres que la vean solo un grupo determinado de personas, en función de cómo estén clasificadas, quedando de esta forma de “mayor privacidad” a menor: amigos íntimos, amigos, conocidos, seguidores o privado (solo tú), lo entenderéis mejor viendo las fotos. También te da opción a compartirlo en otras redes sociales, como en Instagram. Por supuesto, las publicaciones se pueden comentar y darles a me gusta.

vero-publicar

 

También hay un chat en el que se puede hablar solo con las personas con las que se esté conectado, es decir, con las personas que solo sigas o te sigan no podrás contactar.

vero-chat

 

No sé qué os estará pareciendo, pero a mí Vero me gustó mucho cuando empecé a usarla. Me encanta lo de poder compartir la música que estoy escuchando, el libro que estoy leyendo, o recomendarlos.

El problema es que Vero se encontró con una sobrecarga de usuarios prácticamente de la noche a la mañana, para la que no estaba preparada. Esta red social tuvo un boom muy repentino, en gran parte por culpa de Instagram y su nuevo algoritmo. Seguro que muchos habéis notado que en Instagram ya no salen las publicaciones en orden cronológico, si no en orden de “importancia”. Eso quiere decir que muchas fotos quedan en el olvido y no le aparecen ni a la mitad de gente que le aparecían antes. A nosotros esto nos puede dar un poco igual, pero para la gente que se dedica a ello supone una verdadera faena, y muchos llevan ya tiempo quejándose de este problema, ya que están perdiendo muchísimas visualizaciones. Con todos estos problemas, mucha gente decidió pasarse a la vez a Vero, lo que supuso para esta red social el pasar de unas 150.000 descargas en 2 años, a 3 millones en cuestión de días, provocando fallos en el rendimiento e incluso impidiendo a los usuarios acceder a sus perfiles. Yo misma tuve problemas los primeros 2 o 3 días, ya que no me dejaba publicar, e incluso a veces no me dejaba ni iniciar sesión. Pero en poco tiempo se solucionó el problema y desde entonces me va bien. Aún así, esos fallos han hecho mucho daño a Vero, haciendo que esta se caiga de los primeros puestos de descargas en Google Play y App Store, o desapareciendo incluso de la lista de apps más descargadas.

Además de estos problemas técnicos, también hay mucha polémica con su creador, implicado en el pasado en algunas demandas de impagos, y con gran parte del equipo de Vero.

Son muchas las redes sociales que salen y desaparecen en unos días. Vero me sigue gustando a día de hoy, y tenía esperanzas de que saliese adelante, pero ahora ya no estoy tan segura. Aunque sí que es cierto que muchos “influencers” están apostando por esta red social para contraatacar un poco con el problema de Instagram, publicando contenido exclusivo en Vero y notificándolo en el resto de redes sociales.

¿Qué opináis vosotros? ¿La alternativa definitiva a Instagram? ¿Otra red social fallida? Contadme 🙂

 

 

Post anterior: EL BLOQUEO DEL LECTOR

Puedes encontrarme en mis redes sociales
Facebook: Patricia Ariza Díaz
Twitter: @Paatt_
Instagram: @paatt_
LinkedIn: Patricia Ariza Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *