Es muy frustrante la de contradicciones que hay en la vida (y me referiré ahora a la vida laboral) en pleno siglo XXI, era de la tecnología, de “los millenials”, de Internet, de las redes sociales, los negocios online…

Nos preparan para el futuro, para la tecnología, para el Marketing Online, pero entonces… ¿por qué es de lo primero de lo que se prescinde cuando hay que recortar de alguna parte?

Aunque ahora generalice un poco, obviamente en algún negocio será conveniente prescindir de Internet antes que de otra cosa, eso es algo que hay que analizar. Pero habitualmente, quien se encarga de todo lo relacionado con la parte online del negocio, es el primero que sale por la puerta.

No puedo dejar de repetir lo frustrante que es, va a ser mi palabra del día, de la semana, y me temo que de lo que queda de mes; y lo lleva siendo mucho tiempo.

Está muy mal valorado lo que hacemos. Nos esforzamos por aprender, formarnos y adquirir experiencia en un puesto de trabajo que luego no se considera como tal. Y eso que a día de hoy hemos conseguido avanzar y ya no es así en todas partes, pero sigue siendo algo que “puede hacer cualquiera”. Y como “lo puede hacer cualquiera”, ¿para qué voy a contratar a alguien de propio? Uno cotillea un poco por Internet, se saca algún curso online de estos gratuitos y ya dice “bah, me basto y me sobro para desempeñar mi puesto de trabajo y además el de otra persona”. Todo esto sumado a otro tema que me da también mucha rabia, pero no es de lo que venía a hablar hoy, ya lo soltaré otro día (y algunos sabrán a qué me refiero).

Algunos nos esforzamos muchísimo por dedicarnos a esto, ya no solo como un simple puesto de trabajo, sino porque es lo que nos gusta y con lo que disfrutamos.

Reconocimiento. Gracias.

 

 

 

Puedes encontrarme en mis redes sociales
Facebook: Patricia Ariza Díaz
Twitter: @Paatt_
Instagram: @paatt_
LinkedIn: Patricia Ariza Díaz

 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *