errores del marketing

 

“Conjunto de estrategias empleadas para la comercialización de un producto y para estimular su demanda”.

Así es como define la RAE el término “Marketing”.

Algunos nos dedicamos desde hace tiempo a estudiar y aprender estas estrategias, pero por mucho que te prepares, siempre habrá más por aprender y descubrir. Eso es lo “bonito” y a la vez un poco puñetero del Marketing, que está siempre en continua evolución, con lo cual tenemos que estar nosotros en continuo aprendizaje. Pero esto nos enriquece mucho.

¿Qué ocurre? Que con tanto cambio y tanta evolución es imposible no equivocarte nunca y hacer siempre las cosas bien, por muy experto que seas. Incluso los fallos más tontos que puedes dar por obvios y de principiantes, pueden jugarte malas pasadas.

Echando un vistazo a algunos artículos, me ha parecido muy interesante este tema, así que he decidido recopilar algunos de los fallos más comunes del mundo del Marketing:

  • “Como publico cosas, ya me lee todo el mundo

Bueno, eso no es nada cierto. Está bien empezar a escribir e ir cogiendo ritmo, hacer artículos que vayan teniendo calidad… sí, eso está muy bien. Pero por muy buenos que sean tus artículos, si no los mueves no los verá casi nadie. Se necesita una estrategia, un conocimiento del sector o del público hacia el que te quieres dirigir, etc.

  • “Qué bien que escribo siempre sobre cosas distintas

Si escribimos sobre lo primero que se nos ocurre o que se nos pasa por la cabeza sin pararnos a pensar en si realmente es un tema interesante sobre el que estemos documentados y del que de verdad podamos sacar algo decente y de calidad…podemos cometer un error. Muchas veces pueden salir datos nuevos y de interés de los temas que hayamos tratado en nuestras publicaciones. A veces es mejor actualizar publicaciones pasadas con la llegada de esa nueva información, “resucitar” esos artículos y compartirlos de nuevo. Además te proporcionará una ventaja con Google.

  • “Ya publiqué algo ayer pero…hoy voy a poner esto que me ha gustado, y si eso el mes que viene miro otra cosa”.

La constancia. Los artículos deben ser de calidad, y puede ser que un mes estemos inspirados y se nos ocurran mil ideas, pero de repente al mes siguiente no se nos ocurra nada. Ni es bueno estar tanto tiempo sin publicar, ni lo es estar bombardeando a tus lectores con publicaciones tan de seguido, porque en este último caso se puede convertir en spam y perder relevancia. Hay que organizarse los contenidos cada “x” tiempo para publicarlos con cierta constancia y acostumbrar a tus lectores también a ese ritmo.

  • “Me va genial, no necesito publicidad”.

Insisto de nuevo en la constancia, que aquí también se puede aplicar, y tener unos objetivos claros. No se puede recurrir a la publicidad solo cuando te va mal. Además, si utilizas campañas solo en casos de emergencia, te darán resultados, pero te gastarás más dinero. Un plan de publicidad a largo plazo siempre saldrá más rentable ya que te ofrecerán más facilidades y descuentos si te comprometes a tener un plan de más tiempo, anual por ejemplo.

  • “Clientes, clientes, ¡quiero más!

Sabéis eso de “más vale pájaro en mano que ciento volando”…pues eso. Más clientes no siempre quiere decir más ventas. A priori puede parecer lo más lógico, pero no es así. Si solo te centras en conseguir más clientes, acabarás descuidando a los que ya tenías, a los que quizá ya tienes fidelizados. No hay que cerrarse a conseguir nuevos clientes, obviamente, pero no tiene que ser siempre nuestra prioridad. Más vale cuidar a los que ya tenemos fidelizados, que desatenderlos por conseguir 4 más que quizá no volvamos a ver.

  • “Las redes sociales están de moda, es lo que se lleva. Voy a registrarme en todas”.

Gran error que mucha gente comete. Tener redes sociales por tener, es una tontería. No todos los negocios necesitan las mismas redes sociales. Hay que tener claro la audiencia a la que uno se dirige, entonces ya piensas dónde se encuentra ese tipo de audiencia, ¿en Facebook? ¿En Twitter? ¿En Instagram? Si en Instagram, por ejemplo, el público al que se llega es más bien joven, como los famosos “millenials”, y tú quieres dirigirte a un público más adulto, ¿para qué vas a hacerte una cuenta en Instagram? Sobran más explicaciones.

  • “Me hago redes sociales porque son gratis”.

Sí, registrarte es gratis, publicar es gratis, darte a conocer puede ser gratis. ¿Pero hasta cuándo eso puede merecerte la pena? Es decir, por mucho que tú ya hayas definido tu público objetivo, hayas valorado en qué redes sociales registrarte, y ya te hayas registrado, si no cuidas los contenidos que publicas y el tiempo que le dedicas, no sirve de nada. Y a veces invertir una cantidad de dinero, aunque sea mínima, puede beneficiarte mucho si aprendes a trabajar bien la orientación y segmentación.

  • “He creado un contenido espectacular, asombroso, le va a encantar a todo el mundo, pero…si ya lo he compartido una vez…¿por qué no lo ha visto más gente?

Te has currado una buena publicación, un contenido de calidad, algo que sabes que a la gente le va a encantar, y los has publicado en tus redes sociales y… ya está. No hace falta ser pesado, pero si consideras que tienes un contenido de calidad, no lo compartas solo una vez, aprovecha otros días para volver a compartirlo con algún comentario para poder alcanzar a más personas. Porque por mucha calidad que tenga, si no consigues que la gente lo lea, no te servirá de nada.

  • “No voy a tutear ni a escribir de colegueo, que así no hay quien me tome en serio”

Eso no siempre es así. Ahora es muy común escribir de forma más “casual” para dar sensación de cercanía a la gente que se pone en contacto contigo, responder de forma más graciosa, cordial, con iconos. De otra forma, parece que estás tratando con una máquina que ni siente ni padece.

 

¿Qué os parece? He intentado explicarme con mis palabras con algunos de los motivos que he encontrado y con los que estaba de acuerdo.

Animaros a comentar y decidme qué pensáis vosotros 🙂 ¿Estáis también de acuerdo con todo lo que pone?

 

Fuentes: Marketing Directo, Entrepreneur

 

 

Puedes encontrarme en mis redes sociales
Facebook: Patricia Ariza Díaz
Twitter: @Paatt_
Instagram: @paatt_
LinkedIn: Patricia Ariza Díaz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *