Me pasa lo siguiente, que yo siempre escribo cuando me ha pasado algo malo, cuando estoy triste, de bajón. Pero no soy la única, por suerte o por desgracia la gente suele estar más inspirada cuando está triste o cabreada, ¿no?

Me ha parecido un poco deprimente cuando me he parado a pensarlo. Últimamente he tenido muchos momentos de esos, aunque no he escrito, días desaprovechados supongo… Y ahora, en un breve momento de “no bajón”, de “mínima motivación”, me he puesto a escribir, así que supongo que esto será una mierda.

Igual es porque es viernes, o igual es un pequeño momento de enajenación en el que me la suda todo y me siento un poco mejor.

Ayer me contaron algo y me sentí bastante identificada. También me di cuenta de que no soy la única a la que le pasan esas cosas. Es una frase hecha, no quiero decir que piense siempre que soy la única desgraciada que vive según qué cosas, no llego a ese nivel, gracias. Pero el caso es que hacía mucho que no sentía ese nivel de empatía.

Lo gracioso es que me quedé en blanco y no sabía qué decir. Después de tantos años viviendo situaciones parecidas, no sabía qué decir. Y creo que no sabía qué decir porque yo en esas situaciones nunca llegué a actuar de la forma que debía y siempre lo “dejé fluir”. A mí se me da muy bien escuchar, la verdad, y cuando me cuentan cosas suelo tener siempre algo que decir o que aconsejar (consejos vendo que para mí no tengo, sí). Y ayer me sentí muy impotente porque me quedé 100% en blanco. Pero también me sentí aliviada e identificada. No sé, es algo extraño. Impotente e identificada. ¿Puede ir ligada una cosa a la otra?

La cosa es que al sentirme identificada, me sentía impotente de no saber qué decir o qué aconsejar después de haber vivido cosas parecidas. Porque claro, si crees que has actuado mal, qué haces, ¿contar lo que hiciste tú que está mal? Bueno, sí, es una posibilidad, pero no era opción en ese momento.

Pero vamos, que yo he venido aquí a decir que por muy desgraciado que te sientas, habrá otra persona que esté pasando lo mismo que tú en otro país, en otra ciudad, o a la vuelta de la esquina, esperando como tú encontrarse a alguien que lo entienda igual que entendí yo la historia de ayer. Así que escuchad a la gente, aunque no sean cercanos, que os pueden sorprender.

Que tengáis buen finde.

 

 

Puedes encontrarme en mis redes sociales
Facebook: Patricia Ariza Díaz
Twitter: @Paatt_
Instagram: @paatt_
LinkedIn: Patricia Ariza Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *