Beneficios de escribir

 

Escribir es mi hobby y mi trabajo. Soy como los youtubers o influencers estos que dicen “mi hobby es mi trabajo y tengo tanta suerte de poder vivir de ello”, ¡solo que yo no cobro tanto ni me invitan a festivales a grabarme y a hacerme fotos! (no es que me vaya a leer ningún youtuber/influencer, pero no ofenderse).

Bueno, ahora fuera de bromas. A parte de que me encanta escribir, ¿sabéis todos los beneficios que tiene? Desde beneficios comunicativos y de expresión, hasta beneficios psicológicos.

escribir

Hoy en día escribimos mucho, pero porque estamos constantemente comunicándonos con el móvil en las redes sociales, como Whatsapp, Instagram o Facebook. Pero, ¿habéis probado a escribir solo para vosotros? Es decir, si no sabes qué escribir, cuenta tu día, como harías en un diario, o como si se lo contases a un amigo. O invéntate algo incluso, una historia, un relato.

 

 

Saber escribir bien te proporciona dotes comunicativas, mayor comprensión lectora y, por supuesto, mejora tu expresión escrita. Pero ya no son solo las habilidades que te puede aportar, sino también la desconexión, o sacar a flote sentimientos que no sabes cómo expresar. Y es que, a escribir, se aprende escribiendo; es así. Al principio cuesta, pero si te acostumbras a expresarte de forma escrita, ya sean tus ideas, tus pensamientos, tus tareas, tus objetivos, relatos, o simplemente tu día a día, como un diario, conseguirás beneficiarte de muchas cosas que aporta la escritura:

– Claridad: cuando hablamos, decimos las palabras o expresiones que se nos vienen a la cabeza en el momento. Sin embargo, cuando escribimos buscamos otras formas; digamos que nos lo pensamos 2 veces. Esto nos ayuda a tener una base que nos apoya a la hora de expresarnos y de comunicarnos, así como la habilidad de expresar ideas complejas más fácilmente y de forma más clara.

– Fuera estrés: podrás ser una persona más calmada o más movida, pero todos tenemos siempre cosas rondando en la cabeza. Expresarlas por escrito te ayuda a sacarlas de ella, además de ayudarte a entenderlas de forma más clara de la que tenías en tu mente, lo cual reduce tu nivel de estrés.

calma

– Productividad: escribir es como un “calentamiento”, activa nuestras neuronas y nos prepara para realizar otras tareas. Además, está demostrado que escribir nuestras tareas, con las palabras adecuadas, aumenta las posibilidades de lograrlas.

– Aprendizaje: ¿os acordáis de cuando en el colegio nos obligaban a copiar o a hacer resúmenes? Pues con todo el sentido del mundo porque, aunque nos resultase muy molesto, escribir ayuda a procesar mejor la información, además de asimilar y consolidar conceptos, sobre todo si escribimos con nuestras propias palabras.

– Realidad: todos necesitamos expresarnos, seamos más o menos comunicativos. Si de vez en cuando escribimos lo que nos pasa por la cabeza, lo que nos preocupa, si hemos tenido alguna discusión, si tenemos dudas para tomar una decisión…, esto nos dará una visión más realista sobre lo que sentimos y pensamos.

– Decisión: ligado al punto anterior, al aclarar nuestras ideas y pensamientos, sabremos mejor qué decisiones tomar.

– Felicidad: este punto también está ligado a varios de los anteriores. Al liberarnos de estrés, aclarar nuestras ideas y saber tomar decisiones, esto nos llevará a un estado de felicidad.

– Enfoque: esto nos lo da la constancia de escribir, ya que al expresar por escrito nuestros pensamientos, tendremos siempre claro lo que queremos lograr, el enfoque de nuestros objetivos.

– Superación: ¿alguna vez habéis ido al psicólogo? Bueno, en muchas ocasiones aconsejan escribir. ¿El qué? Eso ya dependerá de lo que te pase, pero generalmente contar tu día a día y cómo te sientes. Es verídico que expresar tus problemas por escrito te ayuda a superarlos.

– Recuerdos: si escribes de forma regular, tendrás recuerdos de tus pensamientos. Quizá pienses que los malos quieres olvidarlos, bueno, puedes romper después lo que has escrito, al fin y al cabo el objetivo es expresarse y liberarse de ello. Pero tampoco es malo guardar esos recuerdos, porque al final son experiencias vividas que te han hecho ser como eres a día de hoy. Y al igual que tienes las malas, también tendrás guardados los momentos buenos; será como tener un álbum de fotos, pero lleno de recuerdos detallados a los que poder volver en cualquier momento.

recuerdos

 

¿Qué os parece? ¿No os han entrado ganas de poneros a escribir? Pues os traigo una serie de retos que he encontrado en el blog de Literup que me han parecido muy curiosos. Se trata de los 52 retos de escritura para 2018, #52retosliterup. Los retos consisten en escribir en tu blog sobre un tema en particular o con alguna característica que se indique. La idea es hacer uno cada semana, ya que son 52. No voy a llegar a hacer uno a la semana, ni de broma, pero algunos me parecen muy curiosos o muy graciosos, así que dejo aquí la lista para ir haciendo alguno de vez en cuando, y por si alguien más se anima también. En Literup llevan la cuenta de los participantes. Yo no me he apuntado, iré haciendo alguno de vez en cuando por libre, pero os dejo el link por si os animáis a hacer el reto completo 🙂 → Apúntate al #52retosliterup.

La lista es la siguiente:

1. El argumento de tu relato es tu chiste preferido
2. ¿Recuerdas tu peor noche? Cuéntala desde el final hasta el principio.
3. Piensa en tu libro favorito e imagina un fanfic, pero con animales.
4. Crea un relato sin adjetivos.
5. Te toca escribir un relato de fantasía épica.
6. Vete a tu diario (papel o digital) favorito y busca una noticia rara. Escribe el relato como si fueras uno de los protagonistas.
7. Haz un relato ASMR para que tu lector se relaje leyéndolo. Suelen desarrollarse en entornos naturales, con cuentas atrás, descripciones muy detalladas y mucha sinestesia.
8. Desarrolla un relato en el frente, en la Primera Guerra Mundial en concreto.
9. Tienes prohibido utilizar la palabra “locura” (y cualquiera de su familia). Tu relato se desarrollará en un manicomio.
10. Describe una pesadilla que hayas tenido, pero en tercera persona. Y sin expresar sentimientos. Ah, se me olvidaba: es de terror.
11. Esta semana tienes tema libre pero sin descripciones: solo diálogo (y acotaciones).
12. Esta semana toca un relato con una canción o poema como tema central de tu texto.
13. Alguien le deja anónimos a un profesor de primaria. Aparece el cadáver de un niño en el patio. Narra qué ha pasado.
14. Tu texto empieza con “si yo soy creyente, pero no he podido evitarlo” dicho a un policía.
15. Escribe un relato en que tres personajes mitológicos (no importa la cultura) son los protagonistas.
16. ¿Cuál es el personaje que más odias de la literatura? Narra una cita con él/ella en la que acabas muy enamorado/a.
17. Busca “objeto” en Google Imágenes. La penúltima foto te presentará al protagonista de tu relato.
18. Imagina pasar un día con la persona a la que más admiras del mundo.
19. Piensa en tu personaje de la infancia favorito (Anastasia, Ariel, Vaca y Pollo..) y haz que haya cometido un asesinato. Describe cómo ha llegado a matar.
20. Un relato que acabe con “Yo por mi hija MA-TO”.
21. Te damos una frase como punto de partida y lo demás lo añades tú: ”¡¿Qué hay en la caja?!”
22. Un/a anciano/a tiene que rescatar a su nieto y solamente puede contactar con el secuestrador con un iPad. Nárralo en clave de humor.
23. Ponte un poco escatológico y cuenta un nacimiento.
24. Te han secuestrado y eres ciego. Tienes una hora para salir o estás muerto.
25. Piensa en tus tres novelas favoritas. Coge al protagonista de la uno y la dos y crea una historia con ellos en el universo de la tres.
26. ¿Qué pasaría si un dictador de tu elección fuera en realidad el bueno? Intenta ofrecer un relato irónico (por favor) sobre cómo se defendería ante el mundo.
27. Abre un diccionario (o un libro común en su defecto) y la primera palabra que te aparezca será el arma de Chèjov de tu relato.
28. Un relato que comienza en clave romántica, pero desde el punto de vista de un/a maltratador/a. Empieza “engañando” al lector y ve poco a poco creando esa atmósfera de acoso.
29. Mata al chico. Literal o figuradamente, mata a esa figura infantil que habita cerca de ti, Jon Nieve.
30. Enhorabuena, esta semana el tema es libre, pero sin utilizar una sola vez la “e”.
31. Escribe una escena de sexo, pero narrada por un mirón.
32. Un relato en que aparezcan las siguientes palabras: longevo, galeón, Whatsapp y uña.
33. Mata (en el papel) al profesor que más odiaste en tu vida estudiantil.
34. Tu protagonista tiene que ser una guerrera.
35. Imagina que eres un personaje histórico relevante y describe el día de tu muerte con su filosofía.
36. El aclamado apocalipsis zombi ha llegado. ¿A quién salvarás: tu madre, tu pareja o tu mascota? Solo puede quedar vivo uno.
37. Un asesino anda suelto por tu ciudad y tienes que ayudar a la policía a atraparle.
38. ¿Sabes lo que es la sinestesia? En tu texto tendrás que describir cambiando los receptores de los sentidos.
39. Pon la oreja en una conversación en la calle. Escríbela en forma de relato llenando los huecos.
40. Escribe en primera persona del plural en presente de indicativo un relato con tres tristes tigres como protagonistas. Puedes empezar con “Nosotros comemos trigo en un trigal…”
41. Lo siento, pero vas a tener que acabar un relato con “un sueño de Resines“.
42. Escribe el relato de una persona invisible que se cuela en su lugar favorito del mundo.
43. Toca un relato en clave de thriller redactado en segunda persona.
44. Escribe La Odisea, pero con un perro de protagonista. O cualquier otro animal, escoge sin miedo. Total, es tu cuento.
45. ¿Qué pasaría si uno de tus padres matase al otro? Escríbelo en futuro.
46. Imagina que fuera el último día de tu vida. Comienza en clave de humor, pero tienes que acabar provocando una lagrimita.
47. Relato de tema libre pero descriptivo, sin un solo diálogo.
48. Tu texto es el día a día de una persona atrapada en el cuerpo de otra. Lo sabe desde hace años y lo asume como algo normal, pero no olvida su vida de antes. Puedes darle un tono filosófico, psicológico, de terror, fantasía…, como quieras.
49. Para esta semana toca un cuento de piratas.
50. ¿Sabes lo que es la prosa poética? Pues será tu forma de narrar esta semana.
51. Reescribe el final de la última película que has visto.
52. Has matado a alguien y tienes que deshacerte del cadáver la noche del 31 de diciembre.

 

 

Post anterior: Q&A Beca Talentic - Más dudas sobre el Máster MPD

Puedes encontrarme en mis redes sociales
Facebook: Patricia Ariza Díaz
Twitter: @Paatt_
Instagram: @paatt_
LinkedIn: Patricia Ariza Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *