Hola a todos. Tras un tiempo ausente por problemas técnicos, hoy vengo a contaros mi experiencia con la Beca Talentic, un año de máster y prácticas, como ya han hecho algunos de mis compañeros, solo que yo no voy a “pintarlo” todo tan bonito (no me malinterpretéis).

 

Ahora mismo, sin contar fiestas ni fines de semana, me quedan exactamente 2 días y 4 horas (¿Impaciente? ¿Yo? Qué va…). Aunque probablemente tarde unos días en publicar esto, con lo cual habré terminado ya cuando lo leáis.

 

No es que haya sido un horror, que no haya estado a gusto o que me arrepienta, para nada. Pero ha sido muy duro, así que entended que lleve una cuenta atrás del tiempo que me queda para tener vida social, o incluso tener tiempo para mí misma.

 

Hace ya un año que conseguí la Beca Talentic de Nett Formación, el sábado 29 de octubre de 2016 para ser más exactos. Y no, no he buscado la fecha, suelo tener buena memoria para esas cosas, pero además me acuerdo perfectamente porque me marcó.

 

Como muchos de los que entramos en este máster, me encontré en una situación en la que no tenía ni idea de qué hacer con mi vida, cómo seguir con lo que me gustaba, si estudiar más, seguir buscando trabajo… De forma muy oportuna, me topé con un anuncio de la Beca Talentic, de la cual no había oído hablar nunca. No voy a enrollarme mucho en contaros de qué va el máster, porque para eso podéis visitar su página aquí si os interesa e informaros, no quiero que salga un post mega largo que os aburra y no os interese leer.

 

A modo de resumen, la Beca Talentic consiste en compaginar durante un año las clases del máster con el horario laboral de tus prácticas en la empresa que te contrate (no remuneradas, ya que te pagan el máster al darte la beca). Se puede hacer también el máster sin prácticas pagando el dinero que corresponda.

 

Yo he estado un año en una consultora de Marketing en la que empecé con mucha ilusión y de la que he salido agotada. No estoy descontenta con ellos, han sido todos muy amables conmigo, pero como ya os he dicho, ha sido un año muy duro. Si algún nuevo alumno me está leyendo, no es por desanimarte, pero cuando te dijeron en la presentación del máster que no ibas a tener vida (porque te lo dicen, ¡al menos son sinceros!), es cierto.

 

A lo largo de este año he perdido mucha gente, algún familiar, mala salud, estrés, discusiones… Aunque también me llevo a gente que he conocido gracias a esta experiencia y que espero mantener.

 

Empecé con mucha ilusión, pero al fin y al cabo la realidad es que eres una novata, una becaria, a veces incluso un “cero a la izquierda”, y sentirse así es horrible. Llegué a un punto en el que estaba muy desmotivada. Siendo sincera, ha sido una experiencia en la que he estado muy a gusto, tanto en clase como en la empresa, pero cuando va pasando el tiempo, te van ignorando más, porque todos tienen trabajo y cosas más importantes que hacer, y encima sabes que no tienes oportunidad de quedarte al terminar; eso yo creo que nos desmotiva a todos.

 

Otro punto que me parece bastante relevante y que influye en la desmotivación, es que no cobras. Y me harta un poco el cuento de “sí que cobras porque te pagan el máster”. Que sí, que te pagan el máster, y de verdad que yo estoy muy agradecida por ello, porque si no, no habría podido hacerlo. Pero estar un año trabajando sin ver un duro y sin tener tiempo de trabajar en otro sitio para mantenerte, es complicado.

 

Para no terminar tan negativa, os diré que se sacan muchas cosas buenas de un año así, por supuesto. Conoces a gente con la que sentirte identificada, haces amigos, aprendes un montón de cosas variadas que a nivel profesional te van a hacer falta y además adquieres un año de experiencia imprescindible, ya que ahora en casi todas partes te piden experiencia, por muchos estudios que tengas.

 

Estoy muy contenta de haber elegido este camino. Simplemente, lo que pretendía con este post era reflejar mi opinión sobre ello, no ponerlo todo de color de rosa, sino contarlo como es y como lo he vivido, algo muy duro.

 

He cambiado como persona, tengo nuevos intereses, nuevos amigos, nueva vida, y algo muy importante, me siento realizada. He tenido muchos momentos a lo largo de este año de sentirme muy inútil, creedme. Pero ahora que por fin se acaba todo, parece que estoy consiguiendo “reconducir” mi vida, tanto personal como laboral. Algo que decía mi amiga Andrea y que me ha gustado como lo ha expresado, es que “aprendes a sacarte las castañas del fuego, aunque estén quemadas”. Qué gran verdad.

 

Gracias a los que me hayáis leído. Antiguos alumnos, os animo a comentar y a opinar sobre lo que acabáis de leer y sobre vuestra experiencia. Nuevos alumnos, mucha suerte y ánimo, cuando lo veáis todo negro pensad que merece la pena, que todo acaba y que se os abrirán mil puertas. Y el resto de gente, sois bienvenidos también a opinar.

 

Si aún os quedan más dudas, os resuelvo varias en mi nuevo post Q&A Beca Talentic – Más dudas sobre el Máster MPD

 

 

Puedes encontrarme en mis redes sociales
Facebook: Patricia Ariza Díaz
Twitter: @Paatt_
Instagram: @paatt_
LinkedIn: Patricia Ariza Díaz

5 Comments

  • Delia

    Hola Patricia.
    Yo he solicitado la beca. Me han comentado que las prácticas son 6 horas diarias y las clases 2horas diarias en videoconferencia. Algún consejo?
    Me alegra saber tu experiencia.
    Un saludo.

    • Patricia

      Hola Delia!

      Efectivamente, de normal las prácticas son 6 horas diarias. Las clases yo las di en presencial, por lo que los horarios son distintos.

      Como consejo solo puedo decirte que aproveches muy bien esa oportunidad, ya que te va a aportar un año de experiencia en el mundo laboral que no se consigue fácilmente en ningún sitio. Y la experiencia en sí, sea mejor o sea peor, será una forma de abrirte las puertas a algo que te guste más. Incluso igual descubres en el máster o en las prácticas algo en lo que te quieras especializar (marketing online, programación, 3D, analítica, posicionamiento, usabilidad, creación de contenidos…)

      Al final del post tienes un enlace a otro que escribí recientemente resolviendo más dudas, no sé si lo habrás leído ya.

      De todas formas, si tienes más dudas, puedes contactarme aquí y estaré encantada de resolverlas:
      http://www.patriciaarizad.es/contacto/

      Un saludo!

  • Laura

    Hola Patricia. En primer lugar felicitarte por tu máster. Sólo quería saber porque no tenías vida propia, cuáles eran tus horarios y cuántas horas que le tenías que dedicar al día. Un saludo. Laura.

    • Patricia

      Hola Laura! Gracias por tu comentario.
      A ver, soy un poco “melodramas” en el post jajaja Había leído opiniones súper optimistas sobre la beca, que por supuesto tiene muchas cosas buenas, ya lo comento también, pero quería dejar reflejadas también las “no tan buenas”, necesitaba expresarlo.
      Depende mucho también del ritmo de vida que tengas tú de normal, y si te surgen problemas personales, en casa, con familia, amigos, etc., obviamente el estrés del día a día que llevas todo ese año, te influye en tu estado de ánimo, pero bueno, es como todo.

      Respecto a los horarios, te diré que ahora los han cambiado. Si trabajabas por la mañana, como era mi caso, las clases eran de 4 a 7, y dos días de 4 a 9, más luego sacar tiempo para hacer todos los trabajos de marketing, web, diseño, 3D… Ahora creo que han quitado las clases hasta las 9 de la noche, lo han estructurado de otra manera, así que si estás interesada te recomiendo que contactes con ellos porque te lo explicarán mejor y sin ningún compromiso.

      Respecto a las horas que tienes que dedicarle al día, ya te digo que te pasas el día trabajando y yendo clase. Aunque salgas a las 7, acabas un poco atontada de tanto ordenador, lo que te apetece no es volver a ponerte con el ordenador en casa para hacer los trabajos…pero bueno, algunos días es lo que toca, porque sino se van acumulando.

      Si tienes más dudas puedes contactarme por correo patricia.ariza.d@gmail.com y te explico lo que quieras, que aquí ya me he extendido demasiado jajaja

      El recomendar o no la beca creo que depende mucho del perfil de cada persona, en mi caso me ha merecido la pena, actualmente estoy trabajando de algo que me encanta, y si no hubiese hecho el máster no estaría donde estoy 🙂

      Un saludo!

  • Javier

    Lo has descrito a la perfección. Me siento identificado con tu experiencia porque también he realizado estudios universitarios y gracias a mi hermano pude hacer prácticas en una empresa en la que trabajaba 5 horas de lunes a viernes por 300 euros de los cuales tenía que descontar para gasolina. En esas 5 horas me daba para mucho ya que hacía funciones de responsable de departamento de calidad (que era lo que más se aproximaba al cometido de mi preparación universitaria) así como funciones de peón como limpieza de taller, herramientas y máquinas, y conformado y embalaje del producto final para su entrega al cliente entre otras cosas, en definitiva, terminaba reventado y por la tarde tenía que ir a clase por lo que como has dicho no tienes vida además de que acabas hecho polvo todos los días. Estuve así durante un año y medio y como se puede observar he dicho “gracias a mi hermano” y sigo diciendo gracias porque a pesar de todas las adversidades y lo que tuve que dar de mi me ha servido para como has dicho sentirme realizado y completar mi persona además de que obtuve otra cosa muy importante quizá la más y es que gracias a esa experiencia valoro cada día más mi trabajo actual, el cual no dejaré nunca.
    Cabe decir que antes de que empezara la crisis el gobierno subvencionaba a las empresas que cogían a gente en prácticas para formarles y por lo menos haciendo las prácticas podían apostar más por ti en la empresa para que tu jefe empleará su tiempo en enseñarte a su imagen y semejanza y pudieras a optar a un puesto definitivo en la empresa, es una pena 🙁.
    Bueno bueno que escribes muy bien.
    Un besico guapa
    😄

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *