La mujer en la ventana

La mujer en la ventana ha sido mi última lectura. Hacía mucho que no traía una recomendación; he tenido más lecturas durante todo este tiempo, pero de momento os voy a hablar de la más reciente.

Esta historia empieza con Anna Fox, en su casa ubicada en un barrio residencial de Nueva York. Bueno, empieza y se desarrolla en ella. Anna nos pone en situación: ella es agorafóbica debido a un incidente, lleva 10 meses sin salir de casa y vive sola, ya que su marido y ella están separados. Tiene una hija, pero vive con el padre.

Anna pasa muchas horas encerrada en casa, por lo que tiene que entretenerse de alguna manera… Pues bien, sus pasatiempos favoritos son el vino, la auto medicación, el cine clásico y espiar a sus vecinos. Anna nos hace un recorrido por todo el vecindario, sus casas y sus inquilinos. Se conoce sus vidas y de vez en cuando les fotografía. Hasta que un día presencia algo que no debía. Anna intenta ayudar y contar lo sucedido, pero… Botellas de vino vacías por la cocina, botes de pastillas por la mesa… ¿La creerán? ¿Acaso es verdad si quiera lo que dice haber visto?

Bien, esta es la parte en la que debéis dejar de leer si queréis leeros el libro.

————-

Un día, Anna recibe una visita de su vecina Jane, con la que hace buenas migas enseguida. En una de sus jornadas de espionaje a sus vecinos, Anna ve desde su ventana como Jane es apuñalada. Intenta salir de casa para socorrerla, sin mucho éxito.

Tras salir de casa por primera vez en 10 meses, Anna despierta en un hospital, al que le habían llevado tras encontrarla tirada en mitad de la calle.

Anna cuenta lo que ha visto a la policía, quienes se ponen en contacto con sus vecinos, con el marido de Jane, con su hijo… Se lo cuenta a varias personas, pero nadie parece creerla. ¿Vino + auto medicación? Mala combinación…

Su vecina Jane aparece, por fin… Pero es una mujer completamente distinta a la que había estado en casa de Anna. La gente empieza a replantearse que esa tal «Jane» de la que Anna hablaba no es más que producto de su imaginación y delirios.

El resto de la historia transcurre con Anna intentando encontrar pistas sobre la existencia de Jane y sobre su asesinato, lo cual es un poco difícil sin poder moverse de su casa y con sus vecinos alerta. Ella sabe lo que vio, pero nadie la cree…

————-

No os voy a destripar más historia, por si habéis cambiado de opinión y os pica la curiosidad.

La mujer en la ventana no es uno de los mejores libros que he leído, pero a mí estas temáticas «negras» de thriller y «movidas turbias» me gustan, así que se me hizo entretenido. A pesar de parecerme un libro un poco simple, he de decir que el final me resultó inesperado. El libro parece largo, pero la verdad es que es de lectura fácil y rápida.

Vosotros qué creéis, ¿Anna dice la verdad o solo está delirando?

Post anterior: 11 tips para crear el título de un post en tu blog y no morir en el intento

Puedes encontrarme en mis redes sociales
Facebook: Patricia Ariza Díaz
Twitter: @Paatt_
Instagram: @paatt_
LinkedIn: Patricia Ariza Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *